lunes, agosto 07, 2006

Pedacito de alma


He aquí una pequeña muestra de mi trabajo más personal, aquel que hasta este el momento he mantenido un poco alejado del presente blog, por darle prioridad a otro tipo de ilustración que manejo.

Lo anterior tal vez debido a que muchas personas me han clasificado como un depresivo, y tal vez tengan un poco de razón, más sin embargo, no hay mejor manera de sacar nuestras frustraciones y preocupaciones que haciendo algo que nos alegre la vida, en mi caso la ilustración.

Es éste mi verdadero proyecto, aquel al que he bautizado con el mismo nombre que lleva este blog: "Pedacito de alma", un proyecto meramente personal, en donde expreso todo lo que siento mediante el uso de la palabra escrita y la ilustración. El personaje principal de este proyecto es una especie de autorretrato, un niñito de ojitos negros, pelo rizado, playerita negra, pantalón claro y zapatos oscuros.

Narraciones hasta cierto punto punto poéticas, pensamientos ilustrados, ese es el verdadero "Pedacito de alma". Espero pronto poder publicar por este medio este trabajo que he venido realizando desde hace casi dos años.

Por lo pronto le doy la premisa al regalarles éste wallpaper para su computadora, espero sea de su agrado.


"Un corazoncito tenía un día,
y no supe qué hacer con él..."

2 comentarios:

sandra dijo...

Wow! muy padre tu imagen, "simple" pero directa, incisiva... (pongo simple entre comillas pq' ninguna ilustración es "simple" de hacerse je!... pero yo me refieron a la composición). Un aplauso por compartirla, ya que cuando se trata de Trabajo Personal, pues resulta difícil abrirlo/ mostrarlo a otras personas no?
Yo en lugar de calificarte como depresivo, usaría mejor la palabra "sensible". Es esa sensibilidad la que hace que tus percepciones de la vida cotidiana sean más profundas e intensas. Digamos que todo lo vives, emocionalmente, multiplicado por 100. Y eso está muy bien (siempre y cuando no se llegue al nivel de cortarse las venas con galletas de animalitos :P).
Si este mundo estuviera poblado por personas más sensibles, definitivamente sería un mundo mejor.
Saludos!

Uriel dijo...

Je, muchas gracias por el excelente comentario, estoy totalmente de acuerdo contigo, nunca debemos dejar de ser humanos en todo lo que lleguemos a hacer en nuestra vida, y una muy buena manera de hacerlo es mantenernos sensibles a nuestras emociones, no por ello seremos débiles, ya que si nos conocemos a la perfección, podremos dominar nuestras acciones y razonarlas, además de no perder el valor humano.

Claro, todo con medida, ya que las galletas de animalito de repente llegan a presentarse como una buena opción, je.